miércoles, 30 de enero de 2013

EVALUACIÓN DE DOCENTES BILINGUES EN FERREÑAFE



FAVORITISMO Y EXCLUSIÓN EN EVALUACIÓN DE DOCENTES BILINGÜES PARA PLAZAS EN INKAWASI Y CAÑARIS – UGEL Ferreñafe 


La UGEL- Ferreñafe administra gran parte de la zona andina de Lambayeque, en la que vive una población de más de 30,000 hab. Y gran parte de su población es bilingüe y miles de niños tienen en el quechua su idioma materno, por lo que la enseñanza en su idioma es vital y para lo cual se requieren docentes bilingües capacitados para esa tarea. Todos los años la UGEL realiza un "concurso" para ocupar esas plazas que quedan vacantes por diversos motivos, entre otras, porque muchos docentes las consideran simplemente como plazas "trampolín" para pedir traslados a otros lugares más cercanos. Esta nota trata de una de estas evaluaciones desarrolladas desde principios de año y que, al parecer, no concluye por los procesos administrativos que tienen que ser resueltos.

La UGEL Ferreñafe consideró por lo menos 47 plazas para contrato de docentes bilingües para el año 2013. Estas plazas deberían ser cubiertas por profesores seleccionados mediante concursos especializados en los que el idioma materno tenía que ser prácticamente obligatorio hablarlo y escribirlo con fluidez. A pesar que la enseñanza del idioma quechua va perdiendo terreno todavía existe un interés de la UGEL de atenderlo, interés que es reforzado por la Dirección especializada del Ministerio de Educación.

Tenemos información convincente que los docentes seleccionados por la UGEL-Ferreñafe,  en reciente concurso (Enero 2013), para cubrir plazas de docentes bilingües ha terminado seleccionando profesores que "no tienen dominio hablado y escrito del idioma quechua cañaris – inkawasi" y cuya habilidad debió ser la condición básica, obligada para seleccionar docentes para las instituciones educativas en los cuales el quechua es el idioma materno y que está amparado bajo diversas normas regionales, nacionales e internacionales. Si esto es así los niños quechua hablantes no podrán entender lo que dice su profesor contratado especialmente por el Estado para brindarles los primeros conocimientos, para ayudarles en su desarrollo inicial. 

Pero este es el resultado de toda una larga trama que se inicia con la convocatoria del proceso de selección, pero se cuidan de incumplir la norma al excluir del proceso de selección inicial de selección de docentes a dos profesores bilingües cuya participación está contenida en una norma específica (RD. Nº 1248-2012 GR.LAMB/GRED/UGEL FERR) Luego se los convoca en forma tardía cuando gran parte del proceso ya se había dado con lo que las renuncias formales de los docentes no se hacen esperar. Estos dos docentes son reemplazados por que estaban incursos en "actos de corrupción" y porque existía "conflicto de intereses" al haber sido profesores de varios de los postulantes. Los reemplazantes fueron dos profesores de aula, uno de los cuales fue el encargado de hacer las preguntas, pero el otro no intervino en el proceso de evaluación y por lo que se sospecha que No habla el idioma nativo. Este impase podría ser regularizado con una nueva resolución, ¿así de fácil?

La evaluación del dominio del quechua se limitaba a preguntas tan sencillas y fáciles de memorizar como aquellas: imataq shutinki (cómo te llamas?), maymantataq kanki (De dónde eres?) y otras parecidas y para lo cual no se necesita dominar el idioma y cuando el entrevistado tenía problemas el evaluador le facilitaba la tarea, traduciendo al castellano las preguntas. Sin embargo para los docentes quechua hablantes las preguntas eran más complicadas. No hay duda entonces que el Jurado facilitaba que los docentes no hablantes pasaran el examen con una nota no muy baja. Esa nota la podían compensar en las otras evaluaciones.

Mayor ha sido nuestra sorpresa al comprobar que no es la primera vez que sucede este tipo de "faenas" con los docentes quechua hablantes, ya el año pasado tuvo que intervenir la Dirección General de Educación Intercultural Bilingüe y Rural del Ministerio de Educación para solucionar el caso que de 24 profesores evaluados sólo cuatro hablaban el idioma materno. 
Sabemos que tanto la Gerencia Regional de Educación, el Director de la UGEL Ferreñafe, el Gobierno Regional y el propio Ministerio de Educación tienen conocimiento formal de estos hechos y seguramente estarán tomando decisiones al respecto y que no pueden ser otras que las orientadas a la  anulación del proceso de selección realizado el mes de Enero e instalación de un nuevo proceso que termine seleccionando a profesores que efectivamente dominen el quechua y el castellano y que también tengan otras habilidades que les permitan educar a nuestros niños y niñas de Cañaris y de Inkawasi.

Queremos recordar que estamos abordando sólo la evaluación referida a la certificación del dominio del habla y escritura del idioma quechua porque es en esta evaluación donde se han producido las fallas que estamos identificando. Esta evaluación trata más bien de certificar si hablan, entienden y escriben el quechua y no si tienen o no diploma o certificación. Y lo decimos porque a veces se sale con el argumento que los docentes originarios de la zona andina no están capacitados, carecen de certificaciones, etc. y por ello en la evaluación global "siempre pierden". 

Casi al cerrar esta nota hemos sido informados que la propia Dirección General de Educación Intercultural Bilingüe y Rural del Ministerio de Educación, ha oficiado al Director de la UGEL Ferreñafe, expresando su preocupación por el caso y recordándole que existen normas específicas que se tienen que cumplir. Estaremos atentos a los resultados de estas intervenciones.

Escribimos esta nota con la intención de contribuir a transparentar los procesos de selección de docentes para que ni ellos ni los estudiantes resulten siendo las víctimas de procesos oscuros o por lo menos cuestionables. 

¡La Educación es Tarea y Responsabilidad de Todos y Todas!

……..




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cuál es tu opinión al respecto?