sábado, 14 de agosto de 2010

ORIENTACIÓN SEXUAL

"DIOS TE SIGA BENDICENDO"

Por orientación sexual se entiende la tendencia a sentirse atraído sexualmente, ya sea por personas del sexo opuesto (heterosexualidad), del mismo sexo (homosexualidad) o personas de ambos sexos (bisexualidad). Sin embargo, si una persona siente atracción pasajera por una persona  del mismo sexo, esto no significa que sea homosexual.

Como complemento a los componentes mencionados, la orientación sexual, tal y como lo muestra Alfred Kinsey, remite a la gran variedad de manifestaciones de la atracción sexo-erótica y sexo-afectiva. Ella abarca todas las posibles variaciones entre la orientación hacia personas del sexo opuesto (heterosexual),
del mismo sexo (homosexual) o de ambos sexos (bisexual). Más recientemente, Octavio Giraldo Neira se refiere a estas orientaciones como la preferencia sexo-erótica y/o psico sexo-afectiva.
Para evitar confusión y angustia innecesaria, es importante diferenciar bien entre preferencia
ocupacional (rol de una persona), y su orientación sexual (atracción a personas de un sexo determinado),
los que son muy distintos.
Es común también, confundir entre comportamiento y orientación sexual. Hay jóvenes, por ejemplo, que
en su manera de ser se muestran afectivos, suaves, coquetos o muchachas que son atrevidas, competitivas,
agresivas y por ello, se les caracteriza como homosexuales o lesbianas respectivamente. En estos casos, se
estaría sacando una conclusión equivocada sobre la orientación sexual de una persona, en base a su comportamiento y actitudes.

Tanto hombres como mujeres tienen la capacidad de ser tanto sentimentales, románticos y compasivos,
como racionales, idealistas asertivos, sin que esto sea reflejo de su orientación sexual. Aún así, biológicamente somos hombre o mujer, hay muchas maneras de realizarse como tal y cada persona, de acuerdo a su historia, experiencias y personalidad, definine su camino. Es sano que exista esta variedad, para que los jóvenes aprendan a ser auténticos. Por otro lado, es importante que ellos reconozcan, qué actitudes son las esperadas para su propio sexo y que aprendan a afirmar sus sentimientos y necesidades de amistad sin exponerse a ser marginados o marginadas por los demás. Si este rechazo se prolonga por sus comportamientos, y – al mismo tiempo – ocurre que los jóvenes tienen una experiencia homosexual,
 corren el riesgo de confundirse en su  orientación sexual y sufrir por ello.

La homosexualidad es el resultado de muchos factores complejos sobre los cuales todavía hay poco conocimiento. En el caso del homosexual, su identidad sexual no está en duda; el homosexual se identifica como hombre y la lesbiana como mujer pero se siente atraído/a sexualmente por otra persona de su mismo sexo. Esto es distinto del transexual, quien no se siente identificado con su sexualidad y por eso desea cambiar de sexo, transformando su cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Cuál es tu opinión al respecto?