sábado, 6 de marzo de 2010

¡CONÓCETE A TÍ MISMO!

“CONOCETE A TI MISMO
Y ACTUA EN CONSECUENCIA”




Debido a la presión de los demás todas las personas podemos cambiar nuestras opiniones. Esto se debe a que somos influidos socialmente y muchas veces, por la influencia de los demás, accedemos a realizar acciones y comportamientos con los que no estamos de acuerdo.



Todo el mundo se mueve en la vida con un sentido de pertenencia basado en ser miembro de un grupo. Un grupo es un sistema compuesto por tres o más individuos, que interactúan para el logro de metas comunes y que se influyen mutuamente. Típicamente, un grupo social primario consiste en los miembros de una familia o está compuesto por amigos muy cercanos. Los grupos secundarios consisten en los grupos sociales basados en una actividad específica o en intereses comunes.


Tendemos a buscar grupos que compartan intereses similares a los nuestros. Pero, si uno se imagina que se encuentra en un grupo donde uno piensa que está en lo correcto y que los demás son los que están equivocados... ¿Te rendirías y aceptarías la opinión del grupo y te dejarías llevar por la opinión de los demás?


No quieren verse "ridiculizados" y evitan la crítica de los demás, por ello acceden a lo que la mayoría piensa aun en contra de su propia voluntad.


Si formas parte de un grupo, tienes que sopesar las ventajas y las desventajas que te aporta al aceptar, en ocasiones, lo que el grupo te impone por mayoría. Si las desventajas no son apropiadas y te molestan más que las ventajas, pues sencillamente vete de ese grupo porque te hace daño a tu individualidad y personalidad. Trata siempre de no perder tu particularidad ni tus verdaderas opiniones. Sé consecuente con lo que sientes, piensas y con tu forma de ser. El primer amigo al cual debes defender eres tú mismo. Si tus amigos lo son de verdad, te querrán como tú eres.


 
¡TÚ ELIGES!



Debido a que tú eres responsable de tu conducta y de tus sentimientos, tú puedes elegirlos. Por medio de la Atención Consciente puedes escoger lo enojado, decepcionado, frustrado o triste que te quieres sentir. Tú puedes también elegir cambiar tus sentimientos. Una parte importante del aprender a elegir es aprender a hacerlo correctamente, esto comienza al decidir lo que esperamos que suceda como resultado de nuestra elección, y de si nuestras expectativas son realistas.


Lo importante es llegar a conocerte a ti mismo. Una buena manera de conocerte es nombrar y reconocer tus sentimientos, tus cualidades, tus talentos únicos, la mejor forma de cómo puedes ofrecer tus habilidades al servicio de la humanidad., descubriendo tu propósito y misión en la vida., descubriendo tus sueños futuros y tus necesidades. Existe una forma muy simple para discernir tus sentimientos, sueños futuros y necesidades, se llama "discute las cosas contigo mismo"


(USANDO TU DIALOGO INTERNO DONDE TU ALMA SE CONECTA CON TU CORAZÓN).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cuál es tu opinión al respecto?