martes, 26 de enero de 2016

EL PADRECITO DE LA ESPERANZA

Derrama Magisterial publica libro con las Homilías del Padre Juan Dumont

9 julio, 2015   

padre Juan Dumont ChauffourDurante décadas, cada 6 de julio los maestros y maestras de escuela pública de Lima y Callao se congregan en la tradicional Iglesia La Recoleta del centro de Lima (Plaza Francia) para escuchar una misa en su día. Esta misa es oficiada por el padre Juan Dumont Chauffour, francés de nacimiento pero que vive y trabaja desde 1975 recorriendo el Perú, como líder espiritual de Equipos Docentes del Perú, sucursal de esta institución global que envía a sus agentes pastorales llevando consejo y consuelo a miles de docentes en los cinco continentes. En trabajo conjunto con esta agrupación de maestras peruanas, quienes han recopilado año tras año los mensajes deDumont, cargados de religiosidad y compromiso con la profesión docente, el Fondo Editorial de Derrama Magisterial ha publicado el libro Padre Juan Dumont El Padrecito de la Esperanza, que contiene todas sus homilías, desde 1991 hasta la última que acaba de ofrecer al magisterio en su día, el pasado lunes 6 de julio de este año.

Juan Dumont Chauffour (Borgoña, 1925) tiene siempre una sonrisa en la cara. Pero no es una sonrisa distraída, bonachona o condescendiente. Es una sonrisa aguda, cuestionadora. Y el gesto se comprende a la perfección cuando uno escucha sus encendidas homilías, casi siempre orientadas a remover los cimientos de lo establecido. Los discursos oficiales que anuncian cambios y mejoras para los docentes no resisten el análisis, informado y sin concesiones, del padre Juan. Por eso no sale en la televisión. Porque no teme llamar a las cosas por su nombre.

Desde 1975, Dumont recorre el Perú profundo, trabaja de cerca con los jóvenes descarriados de Caja de Agua en San Juan de Lurigancho y -desde 1986- visita a los internos de Castro Castro para llevar consuelo eucarístico, siempre con su estilo que llama a la acción decidida por mejorar, no con quejas o acusaciones sin sustento, sino señalando, a discreción, las causas y los responsables de la división en el magisterio, de los problemas que aquejan al sistema político -corrupción, amiguismos- de los vicios del sistema económico vigente.

Por eso, junto a los Salmos y las citas a Pablo, Isaías y Juan el Bautista, encontramos en sus homilías relatos de épicas marchas magisteriales, encuentros nacionales e internacionales con docentes de zonas rurales, la historia del docente paraguayo Martín Almada, hecho prisionero por la dictadura de Stroessner y las exhortaciones a dejar a un lado los intereses personales para revalorar la profesión docentes desde puntos de vista espirituales, solidarios, de justicia social.

Todos estos temas están contenidos en este pequeño libro que Derrama Magisterial obsequió los maestros que asistieron, en el Día del Maestro de este año, a la tradicional misa en La Recoleta de la Plaza Francia. La edición, que pronto será también puesta a la venta, está finamente ilustrada con retratos al carboncillo de Dumont y algunas fotografías de su tarea en poblados, cárceles y reuniones.

Dumont Chauffour, que acaba de cumplir los 90 años de edad, goza de una vitalidad contagiante y su palabra, recia y aleccionadora, llena los corazones de quienes lo escuchan de fuerza y confianza en un futuro mejor. Por eso hasta hoy está vigente el apelativo con el que una profesora lo bautizara hace años ya, en 1979, en medio de una manifestación magisterial: El Padrecito de la Esperanza.


--

"DIOS TE SIGA BENDICIENDO"


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cuál es tu opinión al respecto?