sábado, 14 de agosto de 2010

COMPORTAMIENTOS CULTURALES DE GÉNERO

"DIOS TE SIGA BENDICENDO"

Por comportamiento sexual se entiende las conductas por las cuales una persona expresa su sexualidad, en relación a sí mismo y con los demás. La curiosidad y los juegos sexuales, la masturbación o abstención de ella, y el “flirteo”, el andar, noviar y besar son todos ejemplos de comportamientos sexuales. Por su carácter conductual, un comportamiento puede ser juzgado como apropiado o inapropiado, promiscuo, abusivo, etc.


Desde el punto de vista ético, es importante recordar que el juicio debe referirse a la conducta y no a la condición de persona.

Por otra parte, los papeles de hombres y mujeres, y, por extensión, los rasgos de la masculinidad y feminidad, son socialmente construidos y culturalmente apropiados por las personas, por lo que se puede hablar de comportamientos culturales de género, para enfatizar su carácter cambiante.
El desarrollo de comportamientos culturales de género cada vez más flexibles, que permitan a todas las personas llevar una vida plena en todos los contextos hacia el logro de la equidad, requiere el constante análisis crítico de los roles de género establecidos.

Los comportamientos culturales de género incluyen una variedad de características, relacionadas con prejuicios y estereotipos sobre el valor dado por la cultura a hombres y mujeres. Hay una gama enorme de ellos, que comprende desde aspectos explícitos como asignar el color rosado a las mujeres y el azul a los hombres, asumir que los juguetes adecuados para las niñas son diferentes a los de los niños, determinar distintas actividades para hombres y para mujeres en su tiempo libre y en su dedicación profesional y académica, hasta algunos más ocultos y difíciles de identificar, tales como atribuir capacidades diferentes a hombres y mujeres en tareas diversas, relativizar los juicios de valor acerca de lo que está bien hacer o no hacer según el género, fijar formas únicas de comportamiento social para la expresión de sentimientos, los roles en la pareja, la familia y la sociedad y el ejercicio del poder. Por tanto, al ser características culturalmente construidas pueden modificarse hacia formas cada vez más equitativas e incluyentes; una transformación que debe ser un fin en cualquier proyecto de Educación para la Sexualidad y la Construcción de Ciudadanía.

1 comentario:

  1. Me encantó sta conclusion de todo! stoy en el liceo y me mandaron a explicar los generos! Yo tambn soy cristiana y me gustó todo..! Dios Los Bendiga!

    ResponderEliminar

¿Cuál es tu opinión al respecto?